2017/10/30

NUEVAS BOLSAS DE TRABAJO


Hemos asistido este último mes al esperpéntico espectáculo de la negociación de las nuevas bases para la convocatoria de nuevas bolsas de contratación. Bases que se han publicado el día 23 de octubre y que contienen una infinidad de atropellos y desigualdades. LAB hizo sus propuestas a la empresa, que puedes consultar en http://labpostacorreos.blogspot.com.es/2017/09/alegaciones-de-lab-las-bolsas-de-empleo.html#more

Antes que nada recalcar que se les niega el derecho al trabajo a los fijos discontinuos, no pueden apuntarse a las bolsas, con lo que tristemente, gracias al buen hacer de algunos sindicatos, habrá trabajadores y trabajadoras fijos (discontinuos) que trabajen al año mucho menos que muchos eventuales.

No hemos querido decir nada hasta tener las bases definitivas, porque el discutir las “mejoras” entre borrador y borrador únicamente sirve para legitimar la actuación de los sindicatos firmantes. Por tanto es ahora cuando hay que hacer un análisis de lo que han firmado y sus consecuencias.


Empecemos por la valoración de la antigüedad como mérito, en la que tan sólo se valora los últimos cinco años. Recordar que cuando se hizo la convocatoria del último examen se valoraron los últimos siete años, con lo que una vez más las “mejoras” son para empeorar. Nosotros siempre hemos defendido la valoración de TODA la antigüedad, porque el verdadero mérito es aguantar durante años en las bolsas de una empresa que lo único que ofrece es precariedad laboral y salarial. Y la pregunta es, qué ganan no valorando TODA la antigüedad; la empresa ha sido clara y ha dicho que quiere “rejuvenecer la plantilla”, pero ¿y los sindicatos CCOO, CSIF, Sindicato Libre y UGT? Quizás prefieran trabajadores que no conozcan su trayectoria en Correos que nos ha llevado a una continua pérdida de poder adquisitivo y de derechos.

Pero el colmo de la desvergüenza sindical es acordar con la empresa que no se valorarán los períodos que hayan sido indemnizados por despido y que en un futuro, si alguien demanda por despido ante los tribunales y gana, se “rebaremará” quitándole la puntuación otorgada por la antigüedad. Estos sindicatos en, vez de exigir a la empresa el estricto cumplimiento de la legislación en materia de contratación, prefieren amparar el sinfin de contratos ILEGALES que realiza Correos amedrentando al personal eventual para que no acuda a los tribunales en defensa de sus derechos, con la amenaza de que perderá la puntuación por la antigüedad.

Otro de los despropósitos es la valoración de ciertos cursos. Siempre hemos defendido que era la empresa la que tenía que dar la formación a todo el personal inscrito en las bolsas que así lo quisiera, sin la condición que impone la empresa de estar en activo a la inscripción, comienzo y finalización del curso, que ha impedido que muchas personas interesadas los hayan podido hacer. Es más, de los seis cursos valorables, en los últimos tres años Correos tan sólo ha impartido uno “Acogida y Procesos de Trabajo” y no valora ninguno de los otros tres cursos que si se valoraron para la consolidación.

Por tanto entendemos que los únicos interesados en valorar los cinco cursos que no ha impartido Correos han sido los sindicatos, que pueden impartir esos cursos, homologados por la empresa. Si hacemos memoria, en la convocatoria de consolidación tan sólo se valoraban los cursos hechos antes del 31 de diciembre de 2015, para que no les puntuase a quienes lo hiciesen después de esa fecha, aunque el periodo de inscripción fue del 19 al 30 de julio del año siguiente, 2016. Pero parece que esta vez les ha pillado el toro, ya que puntuarán todos los que se hagan antes del 22 de diciembre, aunque el fin del plazo de inscripción es el 3 de noviembre. Los sindicatos saben que con la excusa de los cursos van a obtener multitud de afiliaciones, aunque no sabemos qué pasaría si por cualquier circunstancia alguien no pudiera hacer con posterioridad a la inscripción, alguno de los cursos que marcó, teniendo en cuenta la cláusula que estipula que la falsedad en alguno de los datos conlleva la anulación de la solicitud. Hemos visto que la fecha tope para la valoración de los cursos es flexible a conveniencia de algunos sindicatos.

A los tres días de abierto el plazo de inscripción en las bolsas, Correos nos asombra ofreciendo los cursos puntuables. Parece que ante la impugnación judicial (cómo se pueden puntuar cursos que no ha impartido), la empresa para cubrirse las espaldas, los ha sacado a todo correr. Ahora bien, una vez más sólo podrán realizar los cursos quienes estén en activo en el momento del inicio de cada uno de ellos. Así ante la duda de si estarán en activo o no, muchos eventuales los harán con los sindicatos que los ofrecen, y éstos seguirán haciendo negocio. Es inconcebible que cualquier afiliado de cualquier sector de estos sindicatos pueda hacer estos cursos aunque nunca haya trabajado en Correos, y sin embargo al personal eventual de Correos se le exija estar en activo el día en que comiencen cada uno se los cursos, aunque la chapuza de sacar las cosas a todo correr ha supuesto ha supuesto una mejora al no exigir estar en activo al hacer la inscripción ni durante toda la duración del curso, aunque habrá que ver como se imparten seis cursos en poco más de mes y medio.

Además han introducido un nuevo mérito, la titulación académica, que se valora distinto según el puesto que se solicite. En el caso de reparto motorizado, ni se valora, siendo más importante la posesión del permiso de conducir específico de moto (A, A1o A2).

También se valoran las respuestas correctas del examen de la consolidación de empleo, si bien cuando se convocó dicho examen en sus bases no recogía que se valoraría para futuras bolsas de empleo. De haberlo hecho, quizás muchos de los que no se presentaron lo habrían hecho y así tener puntuación adicional. Una vez más la transparencia brilla por su ausencia y se promueven los rumores y la información privilegiada.

Se sigue manteniendo el “numerus clausus” en las bolsas, tan sólo un número máximo de personas, determinado para cada una de las bolsas y cada una de las distintas jornadas van a pasar a formar parte de las bolsas, quedando el resto de solicitantes fuera sin posibilidad de trabajar. Ya tuvimos la experiencia de las actuales Bolsas de Contratación en muchas localidades y puestos, que al poco tiempo de convocarse se quedaron sin candidatos, abriendo la posibilidad de contratar al personal “idóneo”. Personal que podía renunciar a los contratos sin la amenaza de decaer de las bolsa al no estar en las mismas y a las que se les va valorar el tiempo trabajado exactamente igual que a los que estaban en bolsas y que no podían renunciar a ningún contrato si querían seguir estando en bolsas.

La lectura que desde LAB hacemos de todo lo explicado y de algunas otras cosas es que estas bolsas de empleo están claramente dirigidas a favorecer la entrada de nuevas personas en las bolsas en perjuicio de los eventuales que llevan años trabajando. Quienes se han dejado la salud y han dedicado años y años a Correos, padeciendo las cada vez más precarias condiciones de trabajo, no merecen sino el olvido por parte de la empresa y los sindicatos firmantes (CCOO, CSIF, UGT y Sindicato Libre). No hemos visto por parte de los sindicatos ninguna presión ni anuncio de movilizaciones si no se cambiaban las bases, como en otras ocasiones.

Esos sindicatos no tienen ningún empacho en vender temarios y cursos a gente que no ha trabajado nunca en Correos a la vez que se los ofrecen a los eventuales que llevan años trabajando, eso sí previa afiliación, mientras negocian las bases de las bolsas que favorecen a unos más que a otros. El examen de la convocatoria de 2016 para la consolidación de empleo ni está, y a estas alturas del año, ni se le espera.

Es la jugada perfecta, primero afiliamos a todo el mundo y les cobramos los cursos. Después entre quien entre, sea personal que lleve años trabajando o recién llegados, estarán afiliados y les pedirán su voto en las Elecciones Sindicales. Los que no entren y que estén cabreados por dejarse un dinero para nada, no votan, con lo que no se pierde nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario