2017/04/12

CARTA ABIERTA A LA PLATAFORMA DE EVENTUALES DE CORREOS




Desde LAB siempre hemos tenido claro que uno de los pilares básicos de nuestra labor sindical  es la defensa de los derechos del personal eventual, por eso las reivindicaciones y exigencias contenidas en la carta que nos dirigís a los sindicatos no nos son desconocidas, son algunas de las que LAB lleva reivindicando y exigiendo desde hace lustros, por lo que fácilmente podríamos suscribirlas.
Pero quisiéramos hacer un poco de historia porque parece a veces que las cosas son como son por arte de birlibirloque, cuando tienen responsables que son muy fáciles de identificar. Los sindicatos firmantes siempre se vanaglorian de los “logros” conseguidos gracias a su buen hacer  y se olvidan de que en el mismo paquete vienen los graves perjuicios que están sufriendo entre otros el personal eventual.
Hasta la firma del II CONVENIO COLECTIVO DE LA SOCIEDAD ESTATAL CORREOS Y TELÉGRAFOS, SOCIEDAD ANÓNIMA (2005-2008) (CC.OO, U.G.T. y CSI-CSIF) el sistema de llamamiento para la contratación era el mismo que funciona en el resto de administraciones, por riguroso orden, y al ser las bolsas de contratación públicas, fácilmente controlables. Desde entonces hasta hoy, el llamamiento se hace de forma rotatoria y nadie sabe a quién le toca un contrato, lo que genera desconfianza y sospechas entre las personas que están trabajando y las que no.


La discusión sobre la forma de entrar con fijeza en Correos no es nueva, para muestra recordar lo que decíamos al respecto en 2004:

“En los sucesivos acuerdos firmados por la empresa y CCOO, UGT y CSI-CSIF, la “consolidación de empleo” ha sido un tema recurrente. La misma palabra CONSOLIDACIÓN y la tantas veces mencionada “conversión de eventuales en fijos” creo unas expectativas en el personal eventual que luego se han visto frustradas.
Desde el principio desde LAB defendimos la conversión del personal eventual en fijo por medio de un CONCURSO DE MERITOS (por antigüedad) y descentralizado (por provincias), procedimiento recogido tanto en el anterior como en el actual Convenio Colectivo (arts. 20 y 30 respectivamente).
La empresa, al igual que los sindicatos, no quisieron o bien no supieron exigir el cumplimento de lo acordado, (consolidación de 4.000 empleos en el 2.001, 2.000 en el 2.002 y 2.000 más en el 2.003), y no es hasta el año 2.003 que se convoca un CONCURSO-OPOSICIÓN (abierto a todo el mundo) y CENTRALIZADO (para todo el estado) de 6.000 plazas que convertirá empleos (que no empleados) eventuales en fijos. Desde la convocatoria en abril hasta octubre que se realiza la prueba selectiva (el examen), parece que no hay ninguna prisa en culminar el proceso.”

Igualmente el personal eventual lleva años sufriendo una contratación ILEGAL. Todos los contratos por Circunstancias de la Producción (esos que sólo se pueden hacer seis meses en doce) que se hacen para cubrir los puestos vacantes no se ajustan a la causa real de contratación (vacante) y por tanto son ilegales. LAB ha denunciado tanto ante Inspección de trabajo como ante los tribunales estos contratos y siempre nos han dado la razón. CC.OO, UGT y CSI-CSIF, lejos de atajar de raíz este problema incluyeron en el Ciclo de Empleo del II Convenio Colectivo un requisito y una causa de decaimiento de las bolsas de empleo “No haber sido despedido ni indemnizado por despido en Correos” para desmovilizar e intentar que el colectivo de eventuales no reclamara judicialmente. Despropósito que fue anulado por el Tribunal Supremo, dejándolo sin efecto y obligando a readmitir en las bolsas de contratación a quienes fueron expulsados. A instancia de LAB el Tribunal Constitucional dejó bien claro que el personal eventual no puede sufrir la pérdida de empleo al decaer de las bolsas de contratación por defender sus derechos en los juzgados ni aunque Correos lo haya acordado con la mayoría sindical. Tanto en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa se ganaron multitud de juicios. Tan sólo en Nafarroa Correos tuvo que pagar más de un MILLON de euros en indemnizaciones por esta causa, además de tener que incluirlas en las bolsas de contratación.

Correos está sufriendo una precarización continua del empleo, con una tasa de eventualidad de más del 20 % y ganando cada vez más peso las jornadas parciales. Un empleo que no garantiza estabilidad ni un salario digno. Un ejemplo claro lo tendremos este verano, en el que mucho nos tememos que se traslade carga de trabajo a los contratos parciales de reparto por las tardes y que implicará un descenso en los contratos por vacaciones.

La formación es fundamental en cualquier empresa y no entendemos que lógica puede tener que tan sólo puedan hacer los cursos quienes estén en activo. Cualquier eventual tendría que poder hacerlos. Tampoco tiene ningún objeto el que los puedan dar los sindicatos firmantes como no sea el mercadeo.

La evaluación negativa del desempeño también aparece con la firma del II Convenio Colectivo, posibilitando que de la empresa pueda echar de las bolsas de trabajo a voluntad a cualquiera con solo manifestarlo, dejando al personal eventual totalmente indefenso como multitud de sentencias han reseñado obligando a la readmisión en bolsas.

El Convenio Colectivo caducó el 31 de diciembre de 2013. Si bien en el año 2015 se estuvo reuniendo la mesa de negociación del Convenio Colectivo (hasta diez reuniones) una vez pasadas las elecciones sindicales, una vez recabados los votos y delegados, ya nunca más se supo. Es en el ámbito de la negociación del Convenio donde se pueden cambiar las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras, incluidas las eventuales. Parece que hasta el año 2020 que volvamos a tener elecciones sindicales no hay ninguna prisa, aunque viendo algunos de los “logros” que hemos mencionado tal vez sea mejor que no negocien ni firmen nada.

Por concluir, habrán de ser los sindicatos presentes en la mesa de negociación (CC.OO, UGT, CSIF, CGT y SL) los que tienen que garantizar un acuerdo de mínimos con las reivindicaciones sin las cuales NO SE FIRMA ningún Convenio. Un compromiso público previo a las negociaciones en el que quede claro que es lo que defiende cada quien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario